lunes, 10 de septiembre de 2007

Cosas inexplicables


Aquel día iba a la casa de un amigo. No vivía muy cerca de casa, pero a pesar de que para mi mas de 7 cuadras ya es lejos, decidí ir caminado. No recuerdo porque tenía que ir a su casa, pero si recuerdo lo que me paso. Y se los contare.
Mientras caminaba, miraba mi entorno como para “entretenerme”. Bellas mujeres, perros cagando, viejas barriendo las veredas, parejitas apretando contra alguna pared… Todo servia para hacer esa larga caminata más llevadera.
Cuando quise darme cuenta, ya estaba a 9 cuadras de mi destino. “Bien, no fue tan grave como pensaba”, dije para mis adentros, contento de estar en el límite de lo que para mi era lejos o cerca. Motivado por esto, apure el paso. Y ahí sucedió: pise una piedrita, el pie se me doblo y me hice un esguince de tobillo digno de salir en Crónica tv. Increíblemente no me caí, pero un dolor tremendo se apodero del tobillo y sus alrededores.
Torcerme el tobillo era muy común para mí. Me pasaba todo el tiempo. Y a veces sin necesidad de pisar piedritas. O caminaba mal o simplemente era un pelotudo. La cuestión es que el torcerme seguido y no curarme bien había dejado como resultado unos tobillos flojos, que ante la mínima cosita se torcían. Sabiendo esto, aguante el dolor como siempre y seguí hacia lo de mi amigo, rengueando y conciente de que nada se podía hacer con mi tobillo.
Cuando faltaban dos cuadras, el renguear y no pisar bien hizo que me tuerza el otro tobillo ¡Si, el otro tobillo! Y esa vez si me caí. ¡La re puta madre que lo parió!, fue mi desahogo al mundo.
Me pare con un dolor en estereo y me apoye en la pared. En ese momento me hubiese gustado poder levitar, pues tenía que seguir, y para eso tenia que caminar, y para caminar tenia que apoyar los dos pies. O sea, tenía el dolor asegurado para lo que faltaba de camino.
Llegue a lo de mi amigo rengueando con las dos piernas y le conté mi triste historia. Se cago de risa y me paso una bolsa con hielo. Volví a casa en remis, con los tobillos hechos pelota, pero esta vez, literalmente hechos pelota. Y durante el viaje pensé: ¿Por qué me paso eso? Una cosa es torcerse el tobillo… ¡¿Pero los dos?!... ¿Tendrá razón, Murphy?... ¿Existe una fuerza sobrenatural que conspira contra nosotros? ¿Ustedes que opinan?

10 comentarios:

PerSe dijo...

podemos entender que usted tiene los dos tobillos como los perros de los remiseros tienen sus cabezas??? asi todas flojas y con movimientos hipnotico????? jejej si es asi avisa y te llevo a lo de susana!!

chino black dijo...

pero, si chapita, totalmente de acuerdo, la ley contra nosotros!!!
de que otr manera podria explicarse la torcedura de los DOS
tobillos?
salud y mejore pronto

Jok€r dijo...

jajaja a falta de uno te torciste los dos,,, que garron, no c si estara contra vos lo que si la proxima anda en bici... saludos nos leemos!

ºOº V ºOº dijo...

NOOOOOOOOOOOOO q feeeo!!!
Seguimos con las injusticias!!! Cósmicas en este caso!!!
Y sí, son cosas que la vida nos suele hacer para que nos acordemos de que ella está ahí, vigilando, y jodiéndonos de vez en cuando para reírse un rato de nosotros...

Talita dijo...

me parece que lo tuyo es un caso de mala suerte galopante!!

ojala te cures pronto los tobillos.

saludos

/meerlynah/ dijo...

ohhhhhhhhhhh!le expreso mi mas sentido solidario sentimiento , pues a mi me paso tambien, aunque no en los dos
Hago un relato largo , igual seguro que tendras mucho tiempo.
Cierto dia decidimos con unos amigos ir a "romper la noche", bebimos, bailamos, y payaseamos.Ese dia se me ocurrio usar unos zapatos comprados en 1998 con uns plataformota,vale aclarar que yo nunca, jamas , uso ningun tipo de taco,ni para un casorio;porque tengo pies planos ,chuecos y camino inclinada como para adelante .
Bueno la noche prosiguio , y tras unas bebidas , ya bailamos con dudoso equilibrio , en el local bailable, habia unos desniveles con escalones , y a mi se me ocurrio pegar un "gracioso saltito" ,y cai con el tobillo dobladito , un pequeñito dolor me pincho, pero con la borrachera ni me preocupe, asi que segui bailando locamente; cuando me sente senti unos pinchazos inquietantes asi , que me retire a mi hogar caminando!!!
Al otro dia al depertar ,no tenia ya tobillo , sino que en su lugar se enocontraba una pelota de basquet.1 semana reposo y los zapatos a la mierda.Todo por hacerme la linda, jamas en la vida usare tacos.
Fijate el efecto hipnotizante que tiene ver una parte de vos tan deformada en descomunal tamaño.
No te preocupes volveran a ser los mismos.
beso .Lea mucho.
Nadia
http://www.fotolog.com/meerlynah/

. . . l a l a dijo...

eso ya es muy mala suerte eh!... me imagino q ese dia caminabas majo una nubecita negra...

Saludos!

Tortu dijo...

pero andá al mano santa!!
q mala suerte!
yo me quebré un huesito minusculo de la forma mas idiota, estaba recien mudada y dormía en un colchon en el piso, me fui a parar y pise mal, pero no me dolió. sentí un ruidito nomás, después entró a crecer y me enyesaron y ahí si, me tocó el doc y casi muero de dolor

Anónimo dijo...

Genial fill someone in on and this enter helped me alot in my college assignement. Thanks you on your information.

Anónimo dijo...

Well I to but I dream the brief should secure more info then it has.